Homenaje

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Sígueme en mis redes sociales

Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter

jueves, 19 de septiembre de 2019

Partidos mayoritarios de la AN tildan de farsa acuerdo con el gobierno



Dirigentes de partidos mayoritarios que adversan al gobierno, Tomás Guanipa (PJ), Williams Dávila (AD) y Alexis Paparoni (UNT), consideran que quienes llegaron a un acuerdo con el Ejecutivo sirvieron de tontos útiles y reinciden en creer en una gente que ya les mintió una vez

Farsa, es el calificativo que utilizan dirigentes de los partidos mayoritarios de la oposición al referirse al convenio suscrito este lunes 17 de septiembre, en la sede de la Cancillería, entre representantes del gobierno de Nicolás Maduro y los de algunas organizaciones minoritarias de la oposición.


El convenio  plantea temas como la reincorporación de la fracción parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional (AD), el nombramiento de rectores del Consejo Nacional Electoral y la realización de elecciones, así como la reafirmación del reclamo venezolano sobre el territorio Esequibo. Pero dirigentes de los partidos mayoritarios de la oposición consultados por TalCual en el Parlamento recalcan que Claudio Fermín, Timoteo Zambrano y Henri Falcón no tienen el peso específico para representar a los sectores que realmente adversan al gobierno chavista ni a la población que desea un cambio político en el país.

Tontos útiles

El secretario general de Primero Justicia (PJ), Tomás Guanipa, indica que el acuerdo es otra muestra de la actitud del Ejecutivo de buscar algún “trapo rojo” para desviar la atención sobre los problemas reales del país.
“La firma de ese acuerdo es una demostración de que el gobierno logra, a través de mecanismos totalmente impresentables, el apoyo de algunos tontos útiles que terminan haciéndole el juego al gobierno”, expresa Guanipa en conversación telefónica.
Manifiesta que la oposición tiene muy claro lo que el presidente de la AN, Juan Guaidó, propuso en el mecanismo de Oslo y no es otra cosa que en Venezuela tiene que haber un proceso electoral presidencial. “Eso fue lo que se discutió y por eso se pararon (los representantes del gobierno) de la mesa (de negociación)”, insiste.
Asegura que la firma del acuerdo busca, además de la distracción, hacer ver que hay un diálogo que no es real.
El gobierno “reculó” en su plan de disolver la AN, según Tomás Guanipa
“Creo que los venezolanos estamos muy claros sobre lo que está pasando. Las personas que firmaron eso se van a someter al escarnio de todo un pueblo que ve traicionada por parte de ellos su voluntad de cambio que es absolutamente inquebrantable. Hacerle el juego al gobierno es traicionar a la patria”, sostiene Tomás Guanipa.

Desleal

A su vez, el diputado a la AN por el partido Acción Democrática (AD) Williams Dávila destaca que los partidos que suscribieron el convenio con el gobierno, a saber, Avanzada Progresista (Henri Falcón), Cambiemos (Timoteo Zambrano), MAS (Felipe Mujica) y Soluciones (Claudio Fermín), no representan “al grueso” de la oposición.
“Fue un acto hecho a las trastadas justo en el momento en que Juan Guaidó está anunciando la propuesta que se hizo en la mediación de Noruega (renuncias de Maduro y Guaidó más convocatoria a elecciones). De manera desleal se están reuniendo con representantes de la usurpación para salir con una propuesta que no refleja y no representa el sentir de las grandes mayorías nacionales".

Hace hincapié el adeco en que los dirigentes involucrados no han debido actuar de esa forma porque ellos no están representando a la oposición. “Se están representando ellos mismos en función de sus propios intereses”.

Reincidencia

Alexis Paparoni, diputado de Un Nuevo Tiempo (UNT), dice no entender por qué unos dirigentes que ya fueron engañados por el gobierno se prestan de nuevo a una jugada de este tipo.
“A mí me extraña que hombres a los cuales el país les ha reconocido liderazgos, su experiencia política y hasta su valor académico, como el caso de Claudio Fermín, Eduardo Fernández, entre otros, estén actuando de esa manera. Luego de lo que a ellos mismos les aconteció el 20 de mayo, (cuando) acudieron a unas elecciones se habían puesto de acuerdo con el gobierno en función de que el gobierno les iba a cumplir con algunos parámetros, los mismos no le fueron cumplidos y el 21 de mayo el propio Fermín acudió a la Fiscalía a denunciar que hubo trampas en esas elecciones, los denunció como unos tramposos. Extraña que nuevamente se reúnan con esos tramposos a hacer un acuerdo en el cual el país no siente ningún tipo de simpatía”, señala el parlamentario.
Desde su perspectiva, lo ocurrido el día lunes no es otra cosa sino lo mismo que lo que ocurrió el 20 de mayo de 2018, “una farsa que se está montando por parte del gobierno para ganar tiempo”.

Añade que la reacción que se ha producido en el país es de antipatía a ese acuerdo. "Eso nos hace a los factores democráticos perder tiempo por tener que explicarle al mundo que ellos no son representantes de la oposición. El camino que estamos transitando es el de la búsqueda de unas elecciones como establece la Constitución, sin dejar otras salidas y sin descuidar ninguna salida".

Sin cambio

Aunque el acuerdo habla sobre la reincorporación de la fracción del PSUV, la designación de rectores del CNE y convocatoria a elecciones, los tres dirigentes de los partidos mayoritarios consultados coinciden en negar que esto signifique un cambio en el rumbo político del país.
“Es un traje a la medida del gobierno, que haya un cambio para dejar la misma tendencia política manejando un CNE que no es independiente ni objetivo. Luego, el planteamiento de una elección no es otra cosa que querer adelantar la elección de la AN”, indica Tomás Guanipa.
Agrega que esto no va a cambiar la dinámica del Parlamento, cuyos diputados representan al país con la legitimidad lograda en las elecciones de 2015. “Hay una mayoría muy robusta (de la oposición) y además muchos de los diputados del oficialismo han perdido su cualidad, porque se han incorporado a una asamblea constituyente absolutamente ilegítima y otros han asumido cambios en el gobierno con lo cual quedan fuera de la AN. Que se incorporen, estamos dispuesto a dar la pelea por Venezuela”, reta.

Traición

La opinión de Williams Dávila es que para que el PSUV se reincorpore no se necesita que algunos dirigentes de oposición “traicionen al pueblo”.
“La AN es la legítima y los diputados del PSUV pueden estar en la AN. Fueron ellos los que huyeron y abandonaron su cargo. Algunos se fueron a otros destinos, como gobernadores y alcaldes, los que forman parte de la constituyente. La espuria constituyente no existe, ellos pueden perfectamente haberse mantenido en la Asamblea, no haber huido como lo hicieron. Nnosotros, cuando fuimos minoría dimos el debate, nunca nos fuimos d la AN entre 2010 y 2015. Para eso no se necesita un acuerdo especial ni traicionar a nadie para que ellos cumplan con su rol y su responsabilidad, para lo cual fueron electos”, señala.
En cuanto a un nuevo CNE argumenta que lo que tiene que cumplirse es el procedimiento que establece la Constitución para la designación de los rectores por parte del Parlamento. "La AN existe, es el poder legítimo del pueblo. Existe un procedimiento, hay que nombrar el CNE y lo que tienen es que respetar el procedimiento constitucional”, puntualiza, coincidiendo así con sus colegas de los otros partidos mayoritarios de la oposición.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.