A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Sígueme en mis redes sociales

Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter

domingo, 28 de julio de 2019

Venezuela: Tercer apagón nacional y de nuevo la falacia del ataque electromagnético



Desde las 4:40 pm del lunes y hasta las 12:30 am del martes, Venezuela volvió a sufrir un apagón que afectó a los 23 estados del país, el cuarto a nivel nacional en lo que va de año y que afectó al 94% de las telecomunicaciones, mientras internet solo funcionaba en 10% de todo el país.
Por: Javier Brassesco / Verifikado

 
Todavía varias zonas del occidente del país seguían sin luz en horas de la mañana, igual que zonas cercanas a Caracas como Guarenas y Guatire e incluso sectores de la propia capital como la urbanización La Florida, aunque las autoridades hablaban de una recuperación de 100% en la capital.
El gobierno volvió a esgrimir una de sus explicaciones más manidas para justificar los apagones: un ataque electromagnético. A través de su cuenta de Twitter, Nicolás Maduro hablaba de un “ataque criminal contra la tranquilidad y la paz de la patria”, pero el ministro de información Jorge Rodríguez habló específicamente de un “ataque electromagnético”.
Más allá de esas afirmaciones vagas no se presentó ninguna prueba, ningún detalle de cómo se produjo este supuesto ataque, nada que remotamente pudiera ser calificado como una explicación técnica.
Colapso del sistema
El paulatino deterioro de la infraestructura eléctrica venezolana, que llegó a ser de las mejores del continente, es algo que los expertos y analistas vienen denunciando desde hace muchos años. Los apagones que han tenido lugar este año han sido una tragedia anunciada.
¿Ataque electromagnético?
En cuanto a la razón que en este caso presentó el gobierno, el ataque electromagnético, hay que decir que los mismos existen (EMP son las armas de Pulsos ElectroMagnéticos, por sus siglas en inglés), pero para generar algo semejante se requiere energía nuclear, al punto que el nombre completo de estos artefactos es “armas nucleares de pulsos electromagnéticos”.
Ya hace más de tres meses, Verifikado explicó los daños que ocasionaría un ataque electromagnético real en Venezuela.
Una bomba nuclear de 1 megatón (relativamente pequeña) tendría que estar al menos a 50 km de distancia. Imposible no detectarla por el inmenso daño que haría a su paso. Además, tendría que estar dirigida a Guri como una especie de rayo, no de onda. Como esta última, destruiría también la infraestructura a su paso.
¿Es posible una EMP de baja energía? Teóricamente sí. “La tecnología EMP es potencialmente no letal, pero sigue siendo altamente destructiva. Un ataque con bomba electrónica dejaría los edificios en pie pero podría destruir parcialmente la infraestructura de datos.
“Los pulsos electromagnéticos de bajo nivel interrumpirían temporalmente los sistemas electrónicos, los pulsos más intensos corromperían los datos importantes de la computadora y las ráfagas muy potentes freirían completamente los equipos eléctricos y electrónicos.”
No obstante, todo tipo conocido de EMP, nuclear o no, sería altamente detectable desde estaciones terrestres y desde los sistemas de monitoreo -sobre todo rusos-, en tierra y satelitales. No hay ni traza de una explicación, descripción o detalle del tipo de ataque, su fuente y su modus operandi. De haber ocurrido abundarían pruebas muy específicas que el régimen madurista no dudaría en presentar. Tales pruebas no existen.
Siga leyendo en Verifikado

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.