A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Sígueme en mis redes sociales

Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter

sábado, 27 de julio de 2019

Maduro utiliza a la Onudi para prometer nuevamente soberanía alimentaria



El oficialismo ha vociferado en diversas ocasiones sus planes para elaborar un “nuevo sistema productivo” desde 2016, y pese a que la producción ha sufrido una profunda contracción en los últimos años, repiten el discurso

La Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi) entregó al gobierno de Nicolás Maduro el primer informe sobre el desarrollo de rubros fundamentales, con recomendaciones para incrementar la producción de arroz, café, cacao, caraota, maíz amarillo y blanco.
“Hoy es un día muy importante, porque Venezuela recibe el primer informe de la Onudi sobre el desarrollo de rubros fundamentales. Venezuela debe convertirse incluso en exportador de productos”, aseguró Maduro ante la delegación de la Onudi.


En el encuentro, los voceros oficialistas evaluaron los proyectos productivos. Con bombos y platillos celebraron la creación de un nuevo “modelo productivo”, que por fin escaparía de las garras del rentismo petrolero, considerado por el Gobierno como génesis de todos los problemas financieros del país, junto a las sanciones de Estados Unidos.
“Apenas estamos empezando el camino de la economía post rentista petrolera. Venezuela va a convertirse en una potencia económica. Ha llegado la hora de la recuperación económica, de la diversificación y del crecimiento”, aseveró el mandatario venezolano.
Maduro sostiene que “Venezuela está dando los pasos correctos hacia una economía post rentista”, pasos que, supuestamente, finalmente llegan, tres años después de que prometiera este cambio del modelo económico.
A mediados de 2016, cuando la crisis económica y la hiperinflación demostraron lo perjudicial que podían ser para las familias venezolanas, Maduro hablaba sobre el modelo rentista, la necesidad de impulsar una economía productiva e incluso publicaba por primera vez el Decreto de Emergencia Económica con mecanismos que, en teoría, buscaban un incremento de la producción alimentaria.
De hecho, en 2017, Maduro alegaba que 2016 había sido el último año de rentismo petrolero. “Estamos hoy dando un paso importante y muy firme en este camino que desde este año 2017 nos tiene que llevar, por necesidad histórica, obligación y voluntad de un país, a transitar una nueva época de un nuevo modelo económico”, enfatizaba en la apertura de la Expo Venezuela Potencia 2017.
Casi a la par, el presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) vaticinaba una caída de la producción. La mayoría de los rubros esenciales se sembraban entre un 20% y 50% de su capacidad.
Por si fuera poco, en 2018 la producción del sector agropecuario tan solo cubrió un 20% de la producción nacional. En teoría, tras dos años desde que Maduro iniciara sus planes de desarrollar un “nuevo modelo económico diversificado”.
Pese al franco deterioro del sector, Maduro insiste en que este sí es el momento de la rectificación. Esta vez, de la mano de Onudi promete conseguir la soberanía alimentaria, el objetivo de garantizar la producción necesaria para satisfacer el consumo interno, e incluso exportar.
Incluso invita a la empresa privada a participar en este proyecto, con supuestas garantías de apoyo a sus actividades, aunque desde septiembre de 2017 hasta la fecha ha tratado de imponer precios regulados a productos básicos, bajo un esquema denominado ‘Plan 50’, que ha quedado en el olvido cada vez que se ha lanzado.
“Les digo a los empresarios privados, a todos los del país: ya ustedes me conocen bien, saben que pueden contar conmigo para siempre, para ir un proceso de crecimiento económico”, comentó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.