A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Sígueme en mis redes sociales

Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter

lunes, 29 de julio de 2019

Hasta en la “calle del hambre” de Coro cobran en dólares

29 julio, 2019
especial Raquel Chirinos / 27 jul 2019.- El bolívar fuerte es hoy un fantasma y en su lugar se extiende a más rincones del país y con más fuerza el dólar estadounidense.


Vista de la “calle del hambre” en Coro, estado Falcón. Foto: Raquel Chirinos
Bienes y servicios se pagan en la moneda americana en efectivo o, en su defecto, en bolívares al cambio del día, de acuerdo a lo que indiquen las páginas web que todos conocen.


Un ejemplo de esto lo encontramos en Coro y Punto Fijo, en el estado Falcón, una región que tiene el 25% de la costa marítima de Venezuela, que colinda con Zulia, estado fronterizo, y tiene a Aruba, Curazao y Bonaire a 8 horas en lancha. Allí es cotidiano ver el pago en dólares en panaderías, supermercados y bodegones.
El fenómeno también se observa en mercados populares, ferias de hortalizas, y hasta en la “calle del hambre” de Coro.
Este trabajo de campo se realizó entre el lunes 8 de julio, cuando el dólar rondaba los 8.000 bolívares; y el sábado 20 de julio, cuando el cambio pasó a 10.500 bolívares.
Charcutería y golosinas se cotizan en dólares
Un queso de cabra, de bola, holandés, de 380 gramos, se vende en $10 y solamente en esa divisa; las Nutella varían de precio según el tamaño y el local: 750 gramos a 110 mil bolívares o su equivalente en dólares al cambio de 10 mil bolívares para el sábado 20 de julio en EcoClub.
En Open Coro, otro minimarket, se halla una Nutella de 950 gramos a 203 mil bolívares, a una tasa de 10 .500 bolívares en la misma fecha; un frasco de aceitunas negras de cinco libras vale 330 mil bolívares también al cambio de 10.500 bolívares. También se consiguen mantequilla de maní JIF, cocoa y cotufas.
Markets en las redes
Dos modalidades se han puesto de moda con la hiperinflación y la devaluación del bolívar: los minimarkets y los markets digitales.
En ambos es común que se ofrezcan productos importados, de Turquía, Colombia o EEUU. En los markets digitales se hallan víveres y golosinas y productos de aseo personal y cosméticos. En algunos los precios son en bolívares pero en otros estrictamente en dólares:
Oreo caja azul: $6
Oreo caja grande: $8
Maníes en lata: $5
Atún: $2
Cereales medianos: $8
Cereales grandes familiar: $10
Leche evaporada: $3
Chips Ahoy: $6
Café de frasco: $3 la unidad, $10 por 4 unidades
Oreos en paquetes: $8
Tortillas: $2
Nutella de 371 gramos: $6
Centrum: $30
(precios goatmarket_ve en Instagram)
Reaparecen frutas importadas
Y reaparecieron frutas importadas como manzanas, fresas, kiwi, ciruelas negras y duraznos, desaparecidas de los anaqueles desde hace dos años aproximadamente.
Una bandeja de seis duraznos la venden al cambio de 11.000 bolívares en Fruver; una frutería que abrió este mes en la ciudad tras migrar de ramo, de pollera a frutería.
Los productos importados de este local los traen de Colombia, se los colocan al propietario en San Cristóbal y desde allí se hace cargo el comprador local, quien paga en pesos colombianos, “por lo que los precios se calculan en esa moneda o en su equivalente en dólares, para mantener el inventario y la ganancia”, dice el propietario José Zambrano.
Inversión en dólares
Una explicación parecida da el inversionista del mini bodegón Ecoclub, J. Fernández: la inversión en productos importados es en dólares y se hace de manera directa sin proveedor local.
Las ventas hay que hacerlas en dólares para reponer el inventario, obtener ganancia de entre 10 o 20% y no descapitalizar el negocio con los precios en bolívares. “Porque si cierra el local por la inflación que en el país también es en dólares, pierde el negocio pero al final pierde el público”.
(El economista Luis Oliveros ha asegurado que en el país no existe inflación en dólares. “Lo que hay es un desfase entre el dólar y la hiperinflación”, dijo en el programa dominical de Carlos Croes por Televen.)
También hay los productos nacionales que se venden en bolívares o si el cliente prefiere pagarlos en dólares se le reciben a un precio a trescientos bolívares por debajo la cotización de las páginas web.
Además, sucede un fenómeno: a la gente “le sale más económico comprar las golosinas importadas en dólares que las nacionales en bolívares porque le sale más económica una galleta importada que la nacional, al hacer la conversión”, indica Fernández.
La comida callejera se cobra en dólares
Las ventas de comida en “la calle del hambre” de Coro también tienen publicados sus precios en dólares o en su equivalente en bolívares.
Los pagos en dólares se hacen en efectivo. Y en esa misma moneda se pagan las propinas a los meseros en los restaurantes y café-bars. “Un mesonero en un café bar y restaurante de alta categoría puede hacer un sábado, con uno o dos clientes, 40 dólares en propina”, revela Francisco, el encargado de dirigir a los meseros en un restaurante de moda en la ciudad.
Servicios médicos

Especialmente está dolarizado el pago de las consultas médicas, intervenciones quirúrgicas y tratamientos odontológicos.
Una limpieza dental está en 10 dólares y una extracción de muela en $15. Colocación de retenedores removibles, la fase final de la corrección con brackets, en $30 ($15 el superior y $15 el inferior).
La consulta ginecológica está entre $10 a $25 en las clínicas privadas. Una cesárea cuesta hasta $1.200 incluido el pago de los honorarios de cada especialista y el día de hospitalización.
Una cistotomía (intervención urológica) cuesta $200, sin opción a pago en bolívares, en Punto Fijo, en la Peninsula de Paraguaná, que alguna vez fue una ciudad industrial por estar allí las dos refinerías de petróleo Amuay y Cardón .
Un traumatólogo está cobrando en la clínica Guadalupe (Coro) por una intervención de fémur, $1.200, incluida la prótesis.
Una hospitalización en esa misma clínica está en los cien dólares diarios. “Por tres días de hospitalización pagué 300 dólares”, señala María Munera.
Repuestos para carros y mecánicos
Ya desde el año 2018 es común pagar baterías para vehículos en dólares o en su equivalente en bolívares, igual los neumáticos, y todo lo relacionado con los repuestos.
En Auto Repuestos RL, ubicado en la avenida Los Médanos en Coro, un neumático rin 13, categoría A, tiene un precio de $40; en la misma ciudad en otras ventas de neumáticos se consiguen cauchos chinos en $35, pero no son de igual categoría. “Los que nosotros vendemos son australianos, con los chinos tuvimos muchos problemas”, dice la vendedora de auto repuestos RL.
En Distribuidora Sierra, antiguo distribuidor de cauchos Pirelli, se encuentran ofertas de neumáticos asiáticos rin 13, 14, 15 y 16. Los rin 13 en $33 y los rin 15 en $45.
En los talleres mecánicos quien pretenda rehacer el motor de su vehículo debe contar con un presupuesto de 400 dólares en adelante.
Una batería de automóvil está en la tienda Duncan en $80 o en bolívares a lo que indique el cambio del dólar del día.
Servicios de computación y móviles
Las reparaciones y mantenimiento de teléfonos celulares y computadoras también se cotizan en dólares. El mantenimiento de una computadora de escritorio o una portátil cuesta $5 y si se formatea $10, señala el ingeniero en Informática Francisco Pérez. Formatear el software de un teléfono móvil cuesta 5 dólares.
De ahí en adelante el costo en moneda norteamericana aumenta según sea el daño que arroje el diagnóstico del equipo.
Mantenimiento de aparatos de refrigeración
Recargar el gas de la nevera cuesta $12 el kilo y recargar el gas de un aparato de aire acondicionado $8, según testifican dueños de casa.
El mantenimiento de los A/A tipo Split varía de acuerdo a los BTU: de 12 BTU, $10; y de 24 BTU, $20.
Bebidas alcohólicas
En los bodegones en Punto Fijo la dinámica es en dólares en efectivo o en bolívares según la tasa del día. Una botella de Etiqueta Negra 12 años y una Buchannan´s de 12 años está entre 20 a 24 dólares.
Pude evidenciar que cuando hay fallas de luz o o se cae la conexión de los puntos de venta quienes tienen dinero en las cuentas corrientes en bolívares no pueden comprar y solo tienen acceso a los alimentos quienes cuenten con efectivo en bolívares o en dólares.
Así, en la panadería Lara, en la salida de Coro hacia Punto Fijo, altamente concurrida, es común observar clientes sacando de las carteras billetes de divisa americana mientras que los asalariados en bolivares tienen que devolver los panes, huevos y quesos.
La escena se repite en otros locales de comida, aun en el popular mercado viejo de Coro, cuyos clientes son de clase “menos pudiente” que los de la panadería Lara, pero igual se meten la mano en los bolsillos y sacan – sin que les tiemble el pulso – los billetes verdes del “imperio”.
En el bodegón Vessada en Punto Fijo es normal observar, según testifican clientes, que hay más cola en la caja para pagar en dólares que en la caja para pagar con tarjeta de débito o crédito.
Final: Más precios dolarizados
– Carreras de taxi extraurbanas: Coro-Punto Fijo: $20. Fuente: Taxi web
– Talleres de cocina y repostería: Talleres de dulces, panes y mini dulces están en $25 o su equivalente en bolívares. Las tortas, mini dulces y demás productos, cada vez que los piden hay que sacar cuentas en divisa americana. Fuente: Bocatto´s Gourmet
Una hora en un Gym: Dos dólares por la inscripción y cinco dólares la mensualidad.
Clases de Yoga: Dos dólares por ocho días.
Clases de karate: De $1 a $4 al mes; Cambios de cinta $15
Fotografías: Por 4 horas, $35 / Por 1 hora, $20
Animación de fiestas infantiles: Desde $20 a $60 por 4 horas
Decoraciones para fiestas: $150
Zapatos infantiles: $35 (marca Kickers).
Nota: Fecha referencial de la investigación de campo en minimarkets y restaurantes, bodegones: viernes 19 de julio y sábado 20 de julio. En academias y servicios de eventos sociales: martes 23 de julio; neumáticos jueves 25 de julio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.